Tubería plástica

2671 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 2671 resultados

TUBO MULTICAPA DIÁMETRO 25mm (ROLLO 100m)

4,38 / 50 unidad(es)

Ref.: 1344251057

TUBO INSONORIZADO POLIPHON DIÁMETRO 160 3m

28,10 / 28 unidad(es)

Ref.: 338871049

TUBO POLIBUTILENO 4516 DIÁMETRO 16x2mm (ROLLO)

1,43 / 300 unidad(es)

Ref.: 762101201

TUBO MULTICAPA DIÁMETRO 25mm (BARRA 5m)

4,76 / 20 unidad(es)

Ref.: 1344251056

TUBO INSONORIZADO POLIPHON DIÁMETRO 160 2m

29,66 / 28 unidad(es)

Ref.: 338871048

TUBO POLIBUTILENO DIÁMETRO 32x3 (BARRA 5m)

6,47 / 5 unidad(es)

Ref.: 762101163

TUBO MULTICAPA DIÁMETRO 63mm (BARRA 5m)

25,62 / 3 unidad(es)

Ref.: 1344635005

TUBO INSONORIZADO POLIPHON DIÁMETRO 160 1m

31,94 / 28 unidad(es)

Ref.: 338871046

TUBO POLIBUTILENO DIÁMETRO 25x2,5 (BARRA 5m)

4,48 / 5 unidad(es)

Ref.: 762101162

TUBO MULTICAPA DIÁMETRO 50mm (BARRA 5m)

18,94 / 3 unidad(es)

Ref.: 1344505018

TUBO INSONORIZADO POLIPHON DIÁMETRO 160 0,50m

20,50 / 28 unidad(es)

Ref.: 338871045

TUBO POLIETILENO RETICULADO 32x2,9 EN TIRA

29,57 / 15 unidad(es)

Ref.: C44253

1 - 30 de 2671 resultados

TUBERÍA PLÁSTICA

¿Cuáles son los principales usos y características de las tuberías plásticas?

Actualmente, el uso del plástico en tubería es cada vez mayor, habiendo disminuido el uso en tuberías de metal.

Las tuberías plásticas destacan por ser muy ligeras y manejables, con unas grandes ventajas de manipulación. El ahorro de tiempo en la instalación y bajos costes también suponen una ventaja. Proporcionan una pérdida de carga muy pequeña, tienen un buen comportamiento frente a las presiones habituales en instalaciones de edificios, resisten muy bien a los agentes químicos y a las incrustaciones de cal, su gran conformidad en caliente permite adaptarlas de forma sencilla a cualquier trazado. Además, se fabrican en diferentes colores, evitando así tener que pintarlas. Como puntos débiles: no resisten temperaturas superiores a 60ºC y tienen un elevado coeficiente de dilatación.

Podemos encontrar tuberías plásticas de diferentes materiales:

Tuberías de policloruro de vinilo no plastificado (PVC) (h3)

Las tuberías de PVC se utilizan principalmente para transportar agua a alta presión, no pudiendo utilizarse con agua caliente por las características del material. Están disponibles en diferentes diámetros estándares para la industria de la construcción y fontanería. El color de las tuberías de PVC es blanco o gris.

El flujo del agua es constante gracias a la superficie lisa en el interior de los tubos, además los costos son bajos y tienen una excelente resistencia.

Hay que tener en cuenta que es un material frágil: si caen al suelo o se pisan pueden llegar a romperse. La composición del PVC es básicamente sal y petróleo y esto puede llegar a ser perjudicial para el medio ambiente. Se necesita dejar pasar al menos 24 horas para evitar sentir un sabor a plástico.

Tuberías de policloruro de vinilo clorado (CPVC) (h3)

El CPVC, policloruro de vinilo clorado, es un derivado del PVC con una mayor cloración. El CPVC tiene un color amarillo característico.

La principal ventaja de las tuberías de CPVC sobre el PVC es que soportan altas temperaturas pudiendo transportar tanto agua fría como agua caliente. También tiene una mayor gama de usos que el PVC al ofrecer un diámetro externo similar al de las tuberías de cobre. Es el sistema ideal para aplicaciones de agua de proceso industrial por su velocidad de flujo y suelen ser más rentables que las tuberías metálicas. Facilidad de instalación y sin mantenimiento. Seguridad de instalación y para operar

Se debe tener en cuenta que, al igual que el PVC, es un material frágil. No es aconsejable para climas que experimentan amplias variaciones de temperatura p desventaja del CPVC es debido a su alto coeficiente de expansión térmica.

Tuberías de polipropileno (PP y PPR (h3)

El polipropileno de tipo copolímero random, PPR, por sus excelentes propiedades lo convierten en la mejor solución para la distribución y suministro de agua potable a presión, e incluso canalización de otros fluidos, tanto en el sector doméstico como industrial, también alimentario, ya que garantiza total atoxicidad para el ser humano.

Las tuberías de PPR se caracterizan por su soldadura por termofusión en todas las piezas internas y sus accesorios y no necesita de conexiones mecánicas ni material de aporte. A diferencia de otros tipos de tuberías cuyas uniones son mecánicas (posibilitando el escape a través de juntas), estos tubos se funden con la pieza haciéndose una sola con el accesorio.

Los tubos PPR poseen alta resistencia a altas temperaturas y a la presión interna a largo plazo. Es atóxico. Gran resistencia a la corrosión química de ácidos. Cuenta con un interior con acabado espejo, significa ausencia total de incrustaciones y bajísima pérdida de carga. Poseen un excelente comportamiento a los tratamientos antilegionela. Ocasionan poca pérdida de calor, es decir, condensaciones mínimas.

Las tuberías PPR son de muy fácil montaje, posee gran resistencia a la abrasión. Es aislante eléctrico y posee bajos niveles de transmisión de ruido.

Su uso es apto en casi todo tipo de aplicación, gracias al excelente comportamiento que presenta el material, siendo recomendable 100% en fontanería (agua caliente y fría sanitaria), calefacción, climatización.

Tuberías de Polietileno (PE)

Las tuberías de polietileno se emplean principalmente para el transporte de agua (para riego o potable) y gas, así como para la evacuación de aguas residuales.

El polietileno es un tipo de plástico obtenido de la polimerización de un gas llamado etileno. Es un material que se caracteriza por ser incoloro y flexible, aunque las tuberías son coloreadas durante su producción. Dependiendo del proceso, el material resultante se emplea para unos usos u otros.

De gran durabilidad, su vida útil alcanza los 50 años, no les afecta la corrosión y no necesitan mantenimiento. Es un material muy ligero, lo que facilita su manipulación y su transporte. Es destacable su facilidad de conexión. Las tuberías de polietileno de baja densidad y diámetro reducido se conectan con accesorios mecánicos, sin soldadura. Esto hace que su instalación sea más rápida y sencilla. El polietileno es un excelente aislante térmico, impide que el agua se hiele en instalaciones de exterior.

Son las tuberías idóneas para llevar agua a las piscinas, ya que aguantan perfectamente la acción del cloro sin deteriorarse. La medida habitual para una piscina es 50 mm de diámetro, aunque en piscinas grandes (instalaciones públicas, campings, piscinas olímpicas...) se emplean hasta de 63 mm de diámetro.

No aguantan temperaturas muy elevadas, por lo que solo se pueden emplear para el transporte de agua fría. En exterior es importante instalarlas a cubierto (normalmente, en zanja bajo tierra), ya que la exposición al sol debilita el material.

Las tuberías para uso agrícola se distinguen por llevar una franja verde longitudinal, trazada sobre el fondo negro de la tubería. Se emplean para realizar instalaciones de riego y abastecimiento de agua para huertos y jardines. Pueden ser de polietileno reciclado o no reciclado, y de alta o baja densidad (HDPE o LDPE).

Las tuberías para uso alimentario pueden transportar agua potable y van marcadas por una franja azul longitudinal. Pueden ser de alta o baja densidad, y al igual que las de uso agrícola, tener distintos diámetros. Las acometidas a las viviendas se fabrican en tamaños que van desde DN 20 a 110.

Tuberías de polietileno reticulado (PEX)

Las tuberías de polietileno reticulado, conocidas como PEX son utilizadas frecuentemente en calderas y sistemas de calentamiento mediante agua.

Las tuberías de polietileno reticulado comenzaron su auge por su capacidad para resistir distintos tipos de temperatura y por su facilidad de manejo e instalación. El polietileno reticulado es un material translúcido. Es un polietileno con un tratamiento que le confiere unas propiedades físicas diferentes del polietileno negro.

Al igual que las tuberías de CPVC permiten agua caliente, pero soportan temperaturas mucho más altas. Además de su resistencia a temperaturas elevadas (hasta 110 ºC) poseen una alta resistencia al impacto. Tienen buenas propiedades aislantes y resisten a los cambios bruscos de temperatura. Permite una instalación sencilla. Suelen colorearse en azul y rojo para distinguir el paso de agua fría y caliente respectivamente.

No pueden soportar la luz ultravioleta del sol (rayos UV) por lo que no se pueden utilizar en aplicaciones exteriores. Su almacenamiento en exterior por tiempo prolongado puede dañar el material. En algunos casos es necesario colocar barreras de oxígeno al sistema de tuberías para que no exista contaminación, ya que los tubos PEX poseen una membrana impermeable al agua.

Tuberías de polibutileno (PB)

Las tuberías de polibutileno, junto a sus accesorios, se utilizan para el suministro de agua fría y caliente en instalaciones de fontanería y calefacción. Es un sistema de instalación rápido, sencillo y fiable.

Sus campos de aplicación son: en sistemas térmicos de agua caliente y fría a presión, sistemas de alcantarillado, líneas de proceso de agua, sistemas de calefacción, así como en reparaciones o sustituciones tuberías metálicas, como el cobre.

La tubería se instala con más facilidad debido a su flexibilidad y requiere menos accesorios. Los accesorios giran no es necesario ningún tipo de herramienta.

La tubería de polibutileno no tiene memoria térmica. De esta manera, una vez sacado el tubo del rollo se extiende en posición prácticamente rectilínea. Debido a sus propiedades flexibles implica que un impacto accidental o aplastamiento no lo dañe fácilmente, consiguiendo así menos pérdidas por su elevada resistencia al choque. Baja conductividad térmica, reduciendo las pérdidas de calor en las instalaciones de agua caliente y las condensaciones en las tuberías de agua fría. Gracias a la estructura del polibutileno se produce menos ruido mecánico a lo largo del recorrido de la tubería, ofreciendo un sistema de funcionamiento mucho más silencioso. Las propiedades anticorrosivas de la tubería PB lo hacen resistente a aguas con PH agresivos y a agresiones interiores y exteriores (materiales de obra, electrólisis, par galvánico). En su interior liso no se producen sedimentos en sus paredes, evitando la disminución de sección interior por ausencia de incrustaciones. Por su reducido espesor permite un mayor caudal, sin variar su comportamiento a presión y temperatura. Por su superficie lisa y uniforme y su sistema de unión, no reduce la sección útil de paso de agua con baja pérdida de carga. Atóxico: las tuberías y accesorios PB son completamente inocuos para el agua. Su elasticidad le confiere una excepcional resistencia al hielo que le permite soportar el aumento de volumen provocado por la congelación del agua.

Tuberías multicapa

Este tipo de tuberías están diseñadas para instalaciones de aguas sanitarias y de calefacción. Y aire acondicionado.

La tubería multicapa está formada por tres capas. La capa exterior de polietileno, una segunda capa de aluminio que hace de barrera al oxígeno y una capa interior de polietileno reticulado. Entre esas capas se incluyen dos capas de adhesivo que ayudan a enlazar las tres capas principales.

Destaca su alta resistencia a temperaturas elevadas y a altas presiones, son ligeras y fáciles de instalar y duraderas en el tiempo, con una /b>vida útil de hasta 50 años en funcionamiento. Son aptas para instalaciones exteriores a la vista.

Los puntos débiles de una instalación con tubería multicapa lo forman los puntos de unión. Se deberá vigilar especialmente el ajuste de las juntas y tener en cuenta que con una presión muy elevada el sistema puede resultar afectado y ocasionar problemas de fuga.

Evacuación de aguas: tuberías pluviales y residuales

Las instalaciones para la evacuación de aguas sirven para llevar fuera del edificio las aguas pluviales y aguas residuales evitando humedades, fugas internas, olores y ruidos.

Aguas residuales: son aquellas pertenecientes a los diferentes aparatos sanitarios y electrodomésticos.

Aguas pluviales: como el nombre indica, se trata de las aguas procedentes de la lluvia, cuya canalización se realiza desde los tejados, terrazas, cubiertas o patios.

Un sistema de evacuación está formado por derivaciones, bajantes y colectores.

Las derivaciones son tuberías que comunican las bajantes con los aparatos sanitarios: recogen las aguas residuales y las llevan a las bajantes, así como las procedentes del sistema de canalones en el caso de aguas pluviales.

Las bajantes son tuberías verticales que recogen el agua procedente de las distintas derivaciones y desagües y las comunican con los colectores. También pueden recoger el agua de lluvia que llega de los canalones o cubiertas.

Por último, el agua recogida llega a los colectores, una red de tuberías horizontales que pueden ir o enterradas o suspendidas según la diferencia de cota entre el alcantarillado y la planta más baja de la edificación.

Un punto de suma importancia es la elección de los materiales que se utilizarán para los componentes del sistema de tuberías. En lo concerniente a las tuberías pluviales, podemos destacar los siguientes:

PVC: este material se suele emplear en los tubos y accesorios para las redes de agua potable, la evacuación de las aguas pluviales y residuales, drenajes, etc.

Poliéster reforzado mediante fibra de vidrio: la resistencia de este material lo convierte en una elección excelente para sistemas de alcantarillado, aplicaciones industriales o abastecimiento de agua.

Polietileno: se utiliza principalmente en redes de gas, distribución de agua, sistemas de riego y agricultura.

Polibutileno: empleado en tubos y accesorios en sistemas de calefacción y fontanería.

Tuberías flexibles

Por su capacidad de adaptación, al doblarse llegan a puntos estratégicos que, de otra manera, sería difícil alcanzar. Este tipo de tubos se emplean, en su mayoría, en los desagües de la cocina, en la conexión de aparatos sanitarios y en las tomas de agua caliente y fría. En este último caso, las tuberías destacan por una gran elasticidad, similar a la de materiales como el caucho, si bien suelen llevar una protección metálica.

Hay instalaciones en las que también es necesario contar con tubería flexible para drenajes en obras de edificación, jardines o zonas deportivas, agrícola, aireación, presión, saneamiento, piscinas o para protección de cable eléctrico. Puede ser tubería lisa o corrugada.

Los materiales más habituales son PVC, PVC reforzado, PVC y acero, polietileno, polipropileno, libres de halógenos, reforzadas con malla de poliéster o con espiral de PVC rígido.

Grupo Cobber: las mejores soluciones en tuberías plásticas

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas en cualquier tipo de tubería plástica: de PVC y CPVC, de polipropileno (PP y PPR), de polietileno (PE), polietileno reticulado (PEX), polibutileno (PB), tuberías multicapa así como todo tipo de tuberías para evacuación y flexibles.