TRATAMIENTO DE AGUA

TRATAMIENTO DE AGUA

Inicio TRATAMIENTO DE AGUA
1520 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 1520 resultados

EMBUDO METÁLICO UT/MT 1000

308,79

Ref.: 8020200004

PIQUETA GOTERO 370 2,3l/h

0,35 / 800 unidad(es)

Ref.: 06150

BOLSA COMFORT BAG

12,55

Ref.: D89270000

GOTERO PINCHADO AUTOCOMPENSABLE 369 4l/h

1,03 / 1.000 unidad(es)

Ref.: 06141

GOTERO PINCHADO AUTOCOMPENSABLE 369 2l/h

1,03 / 1.000 unidad(es)

Ref.: 06140

GOTERO CÓNICO DESMONTABLE 368 3,5l/h

0,51 / 1.000 unidad(es)

Ref.: 06130

GOTERO PINCHADO 367 6l/h

0,18 / 3.000 unidad(es)

Ref.: 06120

GOTERO PINCHADO 366 4l/h

0,76 / 300 unidad(es)

Ref.: 06109

DETECTOR GAS ZPFL1

87,80

Ref.: ZPFL1

1 - 30 de 1520 resultados

TRATAMIENTO DE AGUA

El agua es un recurso básico para todo ser humano. Sin embargo, no todo el mundo tiene acceso este bien tan necesario y si lo tiene no siempre cumple con unos requisitos mínimos de potabilidad.

Al mismo tiempo, el agua se está convirtiendo en un bien cada vez más escaso a nivel mundial debido en gran parte al calentamiento global y la desertificación. Por tanto, hacer un uso responsable del agua es una necesidad.

Debido precisamente a esa escasez de agua potable, el tratamiento de agua es fundamental, bien sea a través de las plantas de potabilización del agua, con el tratamiento de aguas residuales para aprovechar y reutilizar esas aguas o su depuración para devolverla al medio ambiente libre de contaminantes.

No debemos olvidar que a pesar de habitar el ‘planeta azul’ el porcentaje de agua dulce no llega al 3% del total. Para poder aprovechar parte del resto del agua procedente de mares y océanos, que no es válida para el consumo humano debido a su alta concentración de sal, es posible realizar su desalinización.

Aparte de su uso para consumo humano, el agua es un bien imprescindible para la agricultura, actividad que consume cerca del 70% del agua en todo el mundo, una cantidad nada desdeñable. Por tanto, hay que actuar buscando la máxima eficiencia y optimización de su uso. En este sentido, la reutilización del agua o agua regenerada se ha convertido en una alternativa para usos agrícolas o industriales, por supuesto, con el tratamiento adecuado para que sea seguro su uso.

Y para ello el mercado cuenta con la tecnología necesaria para que el agua sea aprovechada y tratada correctamente: filtración, potabilización, tratamiento con sistemas antical o anticorrosión para no dañar los equipos, una dosificación correcta de los productos químicos que hay que añadir para su uso son algunas de ellas.

Filtros

Gracias a los filtros se pueden separar pequeñas partículas, elementos en suspensión, minerales o incluso microorganismos presentes en el agua. Están disponibles en diferentes tamaños, tamices y membranas, obteniendo en cualquier caso un agua más limpia.

Hay un amplio abanico de sistemas de filtración, desde los domésticos, que se utilizan para obtener un agua libre de impurezas, sólidos en suspensión, sabores y olores; equipos de ultrafiltración de cartuchos, que eliminan las bacterias del agua, o los sistemas de filtración más complejos que se encuentran en estaciones depuradoras para limpiar aguas residuales y devolverlas a los caudales, o bien en plantas potabilizadoras de agua.

Equipos antical o descalcificadores (h2)

Un equipo antical o descalcificador elimina el exceso de cal y magnesio que tiene el agua a través de un proceso de intercambio de iones. Se usan unas resinas que capturan los iones de calcio y magnesio en el agua y los eliminan de forma eficiente.

Los equipos antical previenen la formación de cal en las tuberías ayudándolas a mantenerlas en buen estado. Además, disminuye el consumo de combustible en calderas y acumuladores, ya que se optimiza el intercambio de calor al no haber capa aislante de cal en las tuberías y las superficies de los intercambiadores.

Equipos de potabilización

Un equipo de potabilización es un sistema formado por elementos hidráulicos y eléctricos capaces de tratar agua y purificarla para hacerla apta para el consumo humano.

Con estos equipos se eliminan los elementos sólidos en suspensión, turbidez, microorganismos patógenos, olores y sabores, etc. que hay en el agua. Habitualmente se utiliza en aguas que proceden de ríos, embalses o lagos.

Depósito de almacenaje de líquidos

Los depósitos o tanques de agua son equipos que permiten almacenar el agua en condiciones higiénicas óptimas. Estos depósitos han de ser resistentes a la corrosión, a los rayos UV, a los cambios de temperatura y a productos químicos. El polietileno y el acero inoxidable son los materiales más comunes en el almacenamiento de agua, aunque el polietileno es más ligero y tiene muy buena protección antibacteriana.

En cuanto a su ubicación, podemos encontrar tanques subterráneos, de superficie o elevados.

Los depósitos para almacenar agua de lluvia han de seleccionarse según las condiciones locales de cada instalación. Se puede elegir entre depósitos fabricados de hormigón, poliéster, polietileno o de acero. Las instalaciones se pueden realizar en superficie o de forma enterrada. Estos depósitos disponen de una toma de agua, una entrada calmada y un rebosadero que permite la conducción del exceso de agua al sistema de red de pluviales o a un sistema de infiltración. En caso de falta de aguas pluviales en el depósito, el sistema abrirá una electroválvula para la carga parcial de aguas de red en éste (la boya determinará el nivel de seguridad del mismo).

Equipos anticorrosión

La corrosión supone una formación de depósitos en las canalizaciones y equipos en general, que disminuyen el tiempo de vida, aumento de los costes de mantenimiento, disminución de la calidad del agua potable, perturbaciones en la circulación del agua y la perforación de las tuberías.

Una opción son los revestimientos anticorrosivos de los tanques o depósitos de agua para luchar contra la corrosión.

Estas medidas se pueden complementar con un sistema de protección catódica instalado en el interior del tanque.

Equipos de dosificación

En el tratamiento y depuración del agua, bien sea para consumo humano o para usos industriales, lo habitual es emplear productos químicos desinfectantes o para acondicionar el agua consiguiendo que sea apta para el consumo. Estos productos han de aplicarse de forma precisa y en cantidades muy pequeñas. Para evitar errores se utilizan bombas dosificadoras que pueden ser accionadas directamente por volumen o bien mediante equipos de instrumentación y control de regulación.

Pueden ser bombas compactas con funcionamiento manual que regula en número de inyecciones por tiempo o impulso que ha de realizarse al agua o equipos de mayor envergadura como son las estaciones dosificadoras que funcionan de forma automática.

Grupo Cobber: las mejores soluciones para tratamiento de agua

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas de elementos para tratamiento de agua, así como los accesorios, componentes y recambios necesarios para su instalación o mantenimiento.