Grifería para lavabo, bide y baños

Inicio SANITARIO Grifería Grifería para lavabo, bide y baños
4821 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 4821 resultados
TUERCA 3/4" 2 PLANOS (EN BLÍSTER)
5,50 / 2 unidad(es)

Ref.: 0753023981

MONOMANDO MEZCLADOR BIDÉ ECOLOGYC CROMO
102,82 / 8 unidad(es)

Ref.: 0753022830

MONOMANDO MEZCLADOR LAVABO ECOLOGYC CROMO
109,24 / 8 unidad(es)

Ref.: 0753022823

BARRA DUCHA TUBULAR CROMO
46,02

Ref.: 0753019442

CONJUNTO BIANCA
92,95

Ref.: 0437044887

1 - 30 de 4821 resultados

Grifería para lavabos, bidé, duchas y bañeras.

Los grifos son componentes básicos dentro del baño y que no solo hay que poner en valor su funcionalidad sino también su diseño. Por eso es importante conocer las diferentes opciones que tenemos a la hora de elegir un grifo para el lavabo, el bidé, la bañera o la ducha.

Dependiendo del tipo de instalación del grifo, podemos clasificarlos en:

-Grifos sobre repisa para lavabo y bidé.  Son los más habituales y pueden encontrarse tanto bimando como monomando. En este último caso hay que tener en cuenta a la hora de instalarlo hacia donde abre la maneta para evitar que choque con la pared cuando se abra.

-Grifería empotrada. En este tipo de grifos no pude realizarse en cualquier lugar, ya que la instalación debe realizarse a medida, dependiendo de las especificaciones del fabricante y necesita de obra, por lo que es una opción en obra nueva o cuando se va a realizar una reforma total del baño.

- Grifería mural a pared. Es la más frecuente en bañeras y duchas. Se conectan las dos tomas empotradas en la pared.

También existen diferentes tipos de accionamiento para este tipo de grifería:

Monomando. Con un solo mando y girándolo hacia uno u otro lado se consigue ajustar la temperatura y el caudal, permitiendo un uso más racional del agua.  Están disponibles también con mezcladores que permiten seleccionar caudal y temperatura.

Bimando. Llevan dos grifos, para agua fría y caliente y por tanto, más difícil regular la temperatura del agua.

Grifos temporizados. Se  accionan con un sensor o pulsador que se activa automáticamente cuando detecta las manos y se desactiva cuando se retiran.  Los modelos temporizados o pulsadores permiten  elegir de forma automática el tiempo de emisión y el caudal del agua para evitar su excesivo consumo. Este tipo de grifos se utilizan sobre todo en espacios públicos.

En batería. Estos modelos  incorporan las tres piezas, caño y dos manetas, por separado y dispuestas en línea.

Los grifos termostáticos tienen dos mandos: uno con el que se controla la temperatura en grados y otro, para regular el caudal del agua. Estos grifos permiten mantener la temperatura del agua constante cuando el agua llega a la temperatura exigida con lo que se consigue un ahorro importante de agua y de energía, ya que la caldera tarda menos en calentar el agua.  Se utilizan normalmente para duchas y bañeras ya que se bloquean a los 38 grados para evitar el riesgo de quemaduras para los niños y mayores pudiendo desbloquearse al pulsar un botón.