Grifería

8350 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 8350 resultados

GRIFO MEZCLADOR BIDÉ ARES

71,73 / 12 unidad(es)

Ref.: 34227

1 - 30 de 8350 resultados

GRIFERÍA

El grifo es el mecanismo que permite el paso del agua mediante una llave.

Dependiendo de la forma en que sale el agua caliente y fria pueden ser:

Grifos bimando, con dos llaves: una para el agua fria y otra para el agua caliente.

Grifería monomando. Con una sola llave se acciona el agua caliente o frio girándola a izquierda o derecha.

Grifería termostática. Se marca la temperatura a la que queremos que salga el agua. Este tipo de griferia se utiliza en bañeras y duchas.

Gracias a un sensor de presencia se abre el grifo cuando detecta la proximidad de las manos, con lo que se consigue importantes ahorros de agua. Por ello este tipo de griferia se usa en espacios público.

Grifería para lavabo, bidé, bañera y ducha

Los grifos son componentes básicos dentro del baño y que no solo hay que poner en valor su funcionalidad sino también su diseño. Por eso es importante conocer las diferentes opciones que tenemos a la hora de elegir un grifo para el lavabo, el bidé, la bañera o la ducha.

Dependiendo del tipo de instalación del grifo, podemos clasificarlos en:

 

Grifería sobre repisa para lavabo y bidé. Son los más habituales y pueden encontrarse tanto bimando como monomando. En este último caso hay que tener en cuenta a la hora de instalarlo hacia donde abre la maneta para evitar que choque con la pared cuando se abra.

Grifería empotrada. En este tipo de grifos no pude realizarse en cualquier lugar, ya que la instalación debe realizarse a medida, dependiendo de las especificaciones del fabricante y necesita de obra, por lo que es una opción en obra nueva o cuando se va a realizar una reforma total del baño.

Grifería mural a pared. Es la más frecuente en bañeras y duchas. Se conectan las dos tomas empotradas en la pared.

También existen diferentes tipos de accionamiento para este tipo de grifería:

Monomando. Con un solo mando y girándolo hacia uno u otro lado se consigue ajustar la temperatura y el caudal, permitiendo un uso más racional del agua.

Están disponibles también con mezcladores que permiten seleccionar caudal y temperatura.

Bimando. Llevan dos grifos, para agua fría y caliente y, por tanto, resulta más difícil regular la temperatura del agua.

Grifos temporizados. Se accionan mediante un sensor o pulsador que se activa automáticamente cuando detecta las manos y se desactiva cuando se retiran. Los modelos temporizados o pulsadores permiten elegir de forma automática el tiempo de emisión y el caudal del agua para evitar su excesivo consumo. Este tipo de grifos se utilizan sobre todo en espacios públicos.

En batería. Estos modelos incorporan las tres piezas, caño y dos manetas, por separado y dispuestas en línea.

Los grifos termostáticos tienen dos mandos: uno con el que se controla la temperatura en grados y otro, para regular el caudal del agua. Estos grifos permiten mantener la temperatura del agua constante cuando el agua llega a la temperatura exigida con lo que se consigue un ahorro importante de agua y de energía, ya que la caldera tarda menos en calentar el agua. Se utilizan normalmente para duchas y bañeras ya que se bloquean a los 38 grados para evitar el riesgo de quemaduras para los niños y mayores pudiendo desbloquearse al pulsar un botón.

Columna hidromasaje

La columna de hidromasaje está formada por una estructura que se instala en la pared. Además de funcionar como una ducha tradicional, también tiene la función de hidromasaje con diferentes opciones de chorros para disfrutar de una ducha personalizada.

En la columna se incluyen varios sistemas de propulsión de agua en área clave de la espalda, que dirigen los chorros de agua a cervicales, zona lumbar y dorsal.

Cisternas

La cisterna es un depósito donde se almacena agua para evacuarla a presión cuando se activa el pulsador de descarga y eliminar los residuos. La cisterna de WC es el elemento del cuarto de baño que más consume junto con la ducha. Actualmente prácticamente todos los modelos vienen con un pulsador de doble descargas (dos volúmenes de descarga para usar según las necesidades) y/o de interrupción de descarga que detiene la salida del agua volviendo a pulsar el botón.

Las cisternas pueden ser elevadas, de mochila o empotradas en la pared, la última tendencia en cuartos de baño por el acabado que ofrecen y aprovechar mejor el espacio.

Griferia para inodoros y urinarios

Para inodores y urinarios de uso público el fluxor es el tipo de grifo más utilizados. Se trata de una válvula de descarga a un grifo de cierre automático que aporta un gran caudal de agua en muy poco tiempo.

Aplicando la ultima tecnologia de griferia temporizada con la que es posible programar la salida del agua cada un cierto tiempo también existen fluxometros temporizados y fluxometros electrónicos que sin necesidad de accionar ningun mecanismo, un detector de presencia descarga el agua. Este tipo de sistemas es muy util en las cisternas de baños públicos para asegurarse una limpieza periodica del aparato.

Grifería para cocinas y fregaderos

Los grifos para cocinas cada vez incorporan diseños más atractivos y funcionalidades que hacen más cómodo su uso. A su vez, el ahorro de agua y energía es un factor esencial a tener en cuenta en estos entornos. Analicemos los diferentes tipos y funciones que se pueden encontrar.

Grifos monomando. Con un solo mando y girándolo hacia uno u otro lado se consigue ajustar la temperatura y el caudal, permitiendo un uso más racional del agua. Su facilidad de uso ha desplazado a los grifos bimando en la cocina.

Grifos de caño extraíble. Este tipo de grifos incorporan una especie de manguera que se extrae del propio grifo pudiendo llevar agua a superficies más alejadas que un grifo convencional. Aunque tradicionalmente este tipo de grifería se ha utilizado en ámbitos industriales, actualmente ya es bastante común encontrar esta opción en grifería doméstica.

Grifería con caño basculante. Estos grifos llevan un caño alto que se puede mover fácilmente de arriba abajo y a los lados, facilitando dirigir el caudal de agua hacia donde se necesite.

Grifos de ósmosis. Los grifos más recientes en el mercado son los que incorporan dos caños diferenciados. Uno de ellos suministra el agua destinada a lavar o limpiar, y el otro incorpora un mecanismo de purificación que hace que el agua salga filtrada, reteniendo las partículas que lleva el agua y eliminado el mal sabor que pueda tener.

Existen, además, opciones para ahorrar en el consumo de agua como los grifos monomandos con apertura en dos fases. Para evitar abrir el grifo de golpe y que salga el agua a caudal máximo en cada uso, incorporan un tope intermedio que proporciona un caudal suficiente para las tareas habituales. Si se necesitara todo el caudal tan solo habría que presionar ligeramente para llevar la maneta al tope. Con este mecanismo puede ahorrarse hasta un 50% de agua.

Regulador de caudal. Lleva un dispositivo que permite limitar internamente el paso de caudal.

Grifería para lavadoras y lavavajillas

El grifo para lavadora está provisto de una entrada y de una salida de rosca, la primera permite conectarlo al suministro de agua y la segunda al tubo flexible de la lavadora. El grifo puede disponer de una manilla de mariposa o de un pomo que se gira.

El grifo de la lavadora puede estar montado en aplique sobre un rosetón o llevar el rosetón integrado.

El principal tipo de grifo de lavadora es el grifo sencillo o doble que suministra agua a dos electrodomésticos a la vez. El grifo doble cuenta con cierres independientes en cada salida, con lo que es posible cortar el flujo del agua a cada electrodoméstico si así se requiere.

También podemos encontrar los grifos autoperforantes, para instalaciones desprovistas de salida de alimentación y disponer de una toma de agua que conecte la lavadora o el lavavajillas. Éste se enrosca en el tubo de alimentación del electrodoméstico o del fregadero para disponer de una nueva toma de agua.

Grifería especial y auxiliar

Grifos de pedal. Se utilizan principalmente en el ámbito industrial. Funciona igual que un grifo bimando pero en lugar de accionarlos con la mano lo hacen con el pie.

Grifos auxiliares de bidé o duchetas. Estos grifos evitan instalar un bidé en el cuarto de baño, pero sin perder ese servicio de higiene personal y ganando espacio en la estancia. Son un tipo de grifo que se instala cerca del inodoro para facilitar la higiene íntima.

Pero no hay un solo tipo de grifo auxiliar de bidé: se pueden encontrar con soporte, termostático, con flexo, con válvula de apagado, etc.

Accesorios grifería

Un sifón es un tipo de cierre hidráulico a modo de tubo, normalmente de material plástico o metal, que se coloca entre los desagües de los inodoros, bañeras, platos de ducha, lavadoras y lavavajillas… y las tuberías. Se utiliza para evitar fugas de agua, neutralizar los malos olores de las cañerías e impedir que pequeños insectos entren en las viviendas.

Se recomienda colocar un bote sifónico si nuestro baño está compuesto por bañera o plato de ducha, lavabo y bidé, y sifón individual si el baño solo tiene lavabo e inodoro. En todo caso el inodoro siempre debe de ir con un sifón individual.

En el caso de instalación de sifones en electrodomésticos, como lavavajillas o lavadora, la recomendación es utilizar uno individual, ya que el agua residual de estos aparatos suele contener mucho jabón y, por tanto, causar problemas frecuentes de obstrucción.

Las válvulas sirven para cerrar y abrir el paso a los diferentes fluidos y evitar el paso de elementos (pelos, restos de comida…) que pueden obstruir las tuberías.

Grupo Cobber: las mejores soluciones en grifería y sus accesorios

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas de grifería para lavabo, bidé, ducha, bañera, columnas hidromasaje, fregadero, inodoro, fluxores para urinarios, grifería para lavadora y lavavajillas, grifería especial (de pedal, duchetas), así como los accesorios, componentes y recambios necesarios para su instalación o mantenimiento.