Plato de ducha

24 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por

Plato de ducha

Si tenemos en cuenta conceptos como ahorro de agua, seguridad y accesibilidad, sin duda el plato de ducha es la opción.

Actualmente en el mercado se encuentran platos de duchas realizados en diferentes materiales: de porcelana, acrílicos, de resina y piedra natural.

Los platos de ducha de porcelana son los más conocidos y los más económicos. Son duraderos y resistentes a productos de limpieza. Pero al mismo tiempo son susceptibles de descascarillarse con algún golpe. Además, la porcelana es resbaladiza y aumenta el riesgo de caídas si no se pone alguna alfombra antideslizante.

Los platos de ducha acrílicos están compuestos de dos capas: una externa acrílica y otra interna de fibra de vidrio o poliuretano. Estos platos de ducha son más resistentes a los golpes y menos resbaladizos. Por el contrario, hay que tener mayor cuidado en su limpieza pues los productos químicos pueden dañarlo.

Los platos de ducha de resina están hechos de una mezcla de resinas y minerales prensados y son más resistentes que la fibra de vidrio y el acrílico. Están compuestos por un material impermeable y se pueden elegir diferentes texturas:  pizarra, la piedra caliza, la piedra natural,…Este material permite hacer platos de ducha extraplanos y de grandes dimensiones y se pueden ajustar a la medida que se necesite, muy útil en baños de pequeñas dimensiones.

Su superficie  es antideslizante y con este tipo de platos se evitan los escalones, ofreciendo, por tanto, máxima seguridad.