SANITARIO

SANITARIO

SANITARIO

Hoy en día el baño es una de las estancias que más se valora en el hogar.  Diseño, funcionalidad y comodidad se unen a la cada vez mayor conciencia sobre la necesidad de ahorrar un recurso tan importante y cada vez más escaso como es el agua.

Precisamente en el cuarto de baño  se consume más de dos tercios del total de agua que se gasta en una vivienda.

Por eso los fabricantes de equipos sanitarios y grifería están apostando por sistemas cada vez más eficientes en el consumo de agua: cisternas equipadas con pulsador de doble descarga  y de descarga interrumpida, que ahorra en el consumo de agua;  griferías termostática que preparan la temperatura del agua antes de la apertura del grifo para evitar despilfarros innecesarios; el uso de aireadores y perlizadores, que limitan la salida del agua;  los reductores y limitadores de caudal o las griferías sin contacto.

Este tipo de grifos sin contacto,  permiten una higiene de manos sin necesidad de tocar ninguna superficie. Sus sensores infrarrojos las  detectan bajo el grifo y el chorro de agua sale. Sin duda una tecnología que asegura  la higiene  en los cuartos de baño, imprescindible en los  espacios de uso público.

Higiene que también se busca en el propio diseño de los sanitarios. Para asegurar una mayor  y más fácil limpieza en los aseos,  los fabricantes han desarrollado modelos con líneas rectas, sin huecos innecesarios entre  los aparatos sanitarios y la pared  que puedan acumular suciedad.

Otro aspecto que tampoco podemos perder de vista es el envejecimiento de la población. El incremento de personas mayores de 70 años nos lleva a pensar en un nuevo rediseño de los cuartos de baño, haciéndolos más accesibles y con menos barreras que permitan su movilidad de forma segura.

Para ellos también se ha desarrollado un mercado con elementos de seguridad  de fácil manejo, como son los lavabos de palanca, barras de apoyo, asientos para la ducha, o alzadores de váter.