LOSTAL

Lostal

LOSTAL

En 1910 la visión de un emprendedor cambiaría el futuro de Cantabria. En plena restauración española cuando Santander comienza a ponerse de moda, D. Eduardo Lostal Arce demuestra su profunda intuición y visión comercial fundando Lostal, un pequeño almacén de materiales de construcción en la calle Cervantes, dando su particular respuesta a un sector en auge cuya máxima expresión fue el Plan del Ensanche de El Sardinero.

Visita nuestra web

 

 

DÓNDE ENCONTRARNOS

LOSTAL. SANTANDER - EXPOSICIÓN

AlmacenExposiciónOficinasVenta

C/ Lealtad, 2
39001 Santander (Cantabria)

Contacto
Tel. 942 21 09 00
ventas@lostal.com

Horario
L a V de 10:00-13:30 y de 16:00-20:00

LOSTAL. CANDINA - ALMACÉN

AlmacenVenta

Avda. Candina, 9
39011 Santander (Cantabria)

Contacto
Tel. 942 33 53 00
ventas@lostal.com

Horario
L a V de 7:30-17:30

LOSTAL. CANDINA - DESPACHO FONTANERÍA

AlmacenExposiciónVenta

Avda. Candina, s/n
39011 Santander (Cantabria)

Contacto
Tel. 942 33 53 00
ventas@lostal.com

Horario
L a V de 7:30-17:30

LOSTAL. SANTANDER - DESPACHO FONTANERÍA

AlmacenExposiciónVenta

Francisco Quevedo, 2
39011 Santander (Cantabria)

Contacto
Tel. 942 21 09 00
ventas@lostal.com

Horario
L a V de 8:30-13:00 y de 15:00-19:00

LOSTAL. NOJA - ALMACÉN

AlmacenVenta

Avda. Santander, 72
39180 Noja (Cantabria)

Contacto
Tel. 942 63 06 29
ventas@lostal.com

Horario
L a V de 8:00-13:00 y de 14:30-18:00

LOSTAL. NOJA - EXPOSICIÓN

ExposiciónVenta

Avda. Santander, 72
39180 Noja (Cantabria)

Contacto
Tel. 942 63 06 29
ventas@lostal.com

Horario
L a V de 8:00-13:00 y de 15:30-19:00

SOBRE LOSTAL

En las empresas familiares suelen ser los miembros de la familia los que se encargan de la gestión y el liderazgo de la organización. Sus actuaciones y gestos son examinados con lupa por el resto de los empleados Es así como se fraguan las grandes sagas familiares, trabajando codo con codo con sus descendientes contagiándoles el entusiasmo, la implicación con su entorno y la pasión por el trabajo bien hecho.

Transmitir a sus hijos y a los hijos de sus hijos el valor del esfuerzo, la unión familiar, y el compromiso con la comunidad dejándose la piel guio los pasos del emprendedor matrimonio formado por D. Eduardo Lostal Arce y Doña Matilde Gutiérrez que no pudo ver el resultado de su obra: una sólida empresa familiar íntimamente ligada, generación tras generación, a la economía e historia cántabra.

En 1910 la visión de un emprendedor cambiaría el futuro de Cantabria. En plena restauración española cuando Santander comienza a ponerse de moda, D. Eduardo Lostal Arce demuestra su profunda intuición y visión comercial fundando Lostal, un pequeño almacén de materiales de construcción en la calle Cervantes, dando su particular respuesta a un sector en auge cuya máxima expresión fue el Plan del Ensanche de El Sardinero. 

Tras su fallecimiento prematuro en 1924, Dª Matilde Gutiérrez y sus cinco hijos se ponen al frente de Lostal siguiendo la estela marcada por el patriarca impulsando el negocio con su implicación, inaugurando nuevas instalaciones y abriéndose a nuevos horizontes como la minería y la extracción directa de materia prima destinada a la construcción, que será una constante en la trayectoria de la empresa.

El trágico incendio de Santander de 1941, que cambió completamente la fisonomía de la ciudad, marca un nuevo punto de inflexión en la empresa, cuya segunda generación no dudó en involucrarse en la construcción de la nueva Santander ayudando también a sus empleados en esos difíciles momentos, alquilando edificios en la Calle Castilla a precio simbólico.

La entrada de la tercera generación, liderada por D. Eduardo Lostal Díaz, coincide con la década de los años 60. Mucho más preparada pero imbuida también de un espíritu pionero sin precedentes supera con éxito los cambios culturales y la irrupción de las nuevas tecnologías adquiriendo en 1964 el primer ordenador para la compañía: una tabuladora de fichas perforadas de IBM. Desde entonces, han permanecido a la vanguardia consolidando su actividad industrial como fabricante de terrazo y tubería de hormigón.

En la actualidad Lostal es una de las 200 empresas de mayor volumen de negocio en Cantabria. La cuarta generación se mantiene fiel a sus orígenes a pesar de la llegada del siglo XXI. “Lostal es más que una empresa familiar, es un esfuerzo común y una apuesta de futuro. Nuevas personas con nuevas ideas con nuevos proyectos y con una misma meta, crecer cien años más” confirman los herederos de D. Eduardo y Doña Matilde.