Inicio NOTICIAS Últimas Noticias PROTECCIÓN DE REDES DE AGUA CON DESCONECTORES R...

PROTECCIÓN DE REDES DE AGUA CON DESCONECTORES ROSCADOS BABM DE WATTS

Los desconectores roscados BABM de Watts son los dispositivos anticontaminación que protegen las redes de agua potable.

Valvula antirretorno BABM de Watts

Todos los sectores de actividad, desde la agricultura a la industria, desde la artesanía al comercio, desde los edificios de viviendas a las viviendas individuales, están conectados a la misma red de distribución de agua potable.

Para evitar el riesgo de contaminación por reflujo del agua potable con aguas contaminadas provenientes de esta tipología de usos, es necesario instalar y mantener en funcionamiento los dispositivos de seguridad, es decir los desconectores o "unidades de protección contra reflujo".

Según la norma EN 1717:2000 ("Protección contra la contaminación del agua potable en los sistemas de fontanería y requisitos generales de los dispositivos para evitar la contaminación por reflujo"), los fluidos se clasifican en 5 categorías, según el grado de riesgo para la salud humana. La misma norma define el principio de funcionamiento y los requisitos mínimos de las válvulas antirretorno. Cada categoría de fluido debe corresponder a un dispositivo de protección con determinadas características, en base a las cuales se le asigna un código de identificación (por ejemplo, EA, BA, etc.).

Los desconectores BABM pertenecen a la gama de dispositivos de protección contra reflujo de Watts y han sido diseñados con el fin de proteger las redes de agua potable.

En caso de reflujo, separa la red pública de distribución de agua potable de las redes privadas, en las que el agua puede haber perdido sus cualidades sanitarias e higiénicas de origen. De esta forma, se mantienen las características de potabilidad del agua pública.

El desconector BABM tiene una zona de presión reducida controlable y está diseñado para proteger las redes de agua potable del reflujo de fluidos peligrosos clasificados hasta la categoría 4 según EN 1717. También está fabricado de acuerdo con la norma EN 12729.

Por lo tanto, el sistema BABM es adecuado para sistemas que podrían causar un alto riesgo de contaminación como redes profesionales (sistemas industriales con tratamientos como el sector químico), sistemas sanitarios (hospitales, laboratorios) y, finalmente, técnicos (calefacción, aire acondicionado, riego, sistemas contra incendios, etc.).

Con un tamaño reducido y fácil mantenimiento gracias a los subconjuntos modulares, el BABM garantiza un rendimiento fiable y constante (sistema con tecnología de pistón sin membrana), también gracias al cuerpo de latón DZR que permite el uso con agua fría y caliente. La temperatura máxima de funcionamiento es de 65°C.