Inicio NOTICIAS Últimas Noticias LA ENCUESTA CONFIRMA EL ALTO NIVEL DE PREOCUPAC...

LA ENCUESTA CONFIRMA EL ALTO NIVEL DE PREOCUPACIÓN DE LOS CIUDADANOS EUROPEOS POR EL AUMENTO DE COSTES DE LA ENERGÍA

En un contexto de subidas vertiginosas de los precios de la energía, una encuesta encargada por Resideo Technologies, Inc.1 ha revelado que, en Europa, los propietarios españoles son los más preocupados por el aumento de los costes energéticos.

  • España identificada como la nación más preocupada por el aumento de los costes (99%)
  • España y Alemania tienen el doble de probabilidades de pedir consejo a un técnico de calefacción
  • Una cuarta parte de los propietarios españoles y británicos de viviendas recurrirían a apagar la calefacción

Resideo ahorro de energia

ALTO NIVEL DE PREOCUPACIÓN EN EUROPA

La mayoría de los propietarios de viviendas en todos los países encuestados (Reino Unido, España, Francia, Países Bajos y Bélgica, Italia y Alemania) están preocupados o muy preocupados por la situación:

  1. España: el 99 % declaró que están "muy preocupados" o "preocupados" por el aumento de los costes de la energía.
  2. Francia: el 96 % afirmó que están "muy preocupados" o "preocupados" por el aumento de los costes de la energía.
  3. Italia: el 95 % afirmó que están "muy preocupados" o "preocupados" por el aumento de los costes de la energía.
  4. Alemania el 94 % declaró que están "muy preocupados" o "preocupados" por el aumento de los costes de la energía.
  5. Países Bajos y Bélgica: El 91 % declaró que están "muy preocupados" o "preocupados" por el aumento de los costes de la energía.
  6. Reino Unido: el 89% de los encuestados están "muy preocupados" o "preocupados" por el aumento de los costes de energía.

REDUCCIÓN DE LAS FACTURAS DE ENERGÍA

Ante la pregunta sobre qué estaban haciendo actualmente para reducir las facturas de energía, la encuesta reveló que los propietarios de viviendas en Francia (41 %) y los Países Bajos y Bélgica (37 %) eran los más propensos a reducir la temperatura de una habitación como el primer paso para reducir los costes de energía. Le seguía de cerca los de Alemania (33 %) e Italia (28 %).

En comparación, el 21 % de los que viven en España y solo el 9 % de los británicos reducirían la temperatura de la habitación como medida principal para mitigar las facturas de energía. De hecho, es más probable que apaguen la calefacción por completo, ya que el 25 % de los propietarios españoles y el 28 % de los británicos dijeron haber tomado esta medida.

BUSCANDO SOLUCIONES

Ante la pregunta sobre dónde acudirían para obtener asesoramiento sobre cómo reducir las facturas de energía, se confirmó que los propietarios de viviendas en España y Alemania tienen más del doble de probabilidades de recurrir a un instalador de calefacción profesional, en comparación con los del Reino Unido y Francia.

Afortunadamente para quienes trabajan en la industria de la calefacción y la refrigeración, la gran mayoría de los propietarios de viviendas en España (77 %), Alemania (76 %) e Italia (76 %) también contactarían a un profesional para instalar un control de calefacción.

CONTROL DE LA CALEFACCIÓN

Hubo un mayor entusiasmo en todos los países cuando se trató de buscar de manera proactiva formas de reducir las facturas de energía. Cuando se les preguntó si estarían dispuestos a gastar dinero en los últimos controles de calefacción si eso significara que podrían ahorrar dinero a largo plazo, el 71 % de los propietarios españoles y el 74 % de los italianos dijeron que sí. En los Países Bajos y Bélgica, el 70 % de los encuestados dijo que consideraría los últimos controles de calefacción, al igual que el 68 % de los alemanes.

Los propietarios de viviendas en el Reino Unido y Francia se mostraron un poco más reacios, sin embargo, casi el 50% de los encuestados respondieron afirmativamente a esta pregunta.

CONSIGUIENDO AHORROS

Se ha comprobado que los controles de calefacción hacen que el sistema de calefacción funcione de manera más eficiente reduciendo el uso de gas para ayudar a ahorrar dinero a los propietarios. como dato, en el Reino Unido, un estudio de 2021 realizado por BEAMA descubrió que la instalación de un termostato ambiental modulante como reemplazo directo de un termostato ambiental estándar en un sistema de calefacción central puede reducir el gas utilizado para calefacción en un 12 % durante la temporada de invierno

Respecto de estos estudios, Mario Moura, Director General de Products&Solutions para EMEA de Resideo, dijo: “En el contexto del aumento de los precios de la energía, esta encuesta ha revelado que los propietarios de viviendas en España y Alemania tienen más del doble de probabilidades de recurrir a un instalador de calefacción profesional para asesorarse sobre cómo reducir las facturas de energía, en comparación con las del Reino Unido y Francia.”

“Sin embargo, en toda Europa también hay mucha confianza en los instaladores de calefacción profesionales y eso es genial de ver. Los instaladores profesionales de calefacción tienen la experiencia y las habilidades para asesorar de forma imparcial a los propietarios de viviendas sobre el mejor control de calefacción disponible, según el tipo de vivienda y el sistema de calefacción actualmente instalado. Por lo tanto, en la crisis energética actual, el instalador profesional puede desempeñar un papel fundamental para ayudar a los propietarios a hacer todo lo posible para que su hogar sea más eficiente energéticamente."

Los resultados de la encuesta se producen cuando la Unión Europea ha anunciado planes para instalar 1,5 millones de termostatos inteligentes de bajo consumo en los hogares europeos este año, y lanza su iniciativa Ahorre gas para un invierno seguro5 al proponer una nueva herramienta legislativa y un Plan europeo de reducción de la demanda de gas para reducir el consumo de gas en Europa un 15% hasta la próxima primavera.

Notas

1Investigación realizada en nombre de Resideo por OnePoll en junio de 2022, encuestando a 1000 propietarios que viven en: Reino Unido, Alemania, Italia, España y Francia. Y encuestando a 919 combinando Bélgica y Holanda.