Depuradora y fosa séptica

271 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 271 resultados
DIFUSOR TUBULAR 950
177,00

Ref.: 0608000074

1 - 30 de 271 resultados

Depuradora y fosa séptica

Una fosa séptica es un sistema de depuración de aguas que permite el tratamiento anaeróbico de las aguas residuales  domésticas, especialmente diseñados para tratar aguas fecales en las que no sea necesaria gran cantidad de vertido.

Dentro de la fosa séptica se produce la separación de los sólidos: las grasas y aceiten flotan formando una corteza mientras que los restos sólidos se hunden en el fondo de la cámara séptica formando una capa de lodo. Las bacterias anaerobias digieren este lodo hasta en un 50%.

No obstante, por normativa y con el fin de minimizar el impacto medioambiental de las fosas sépticas se emplean depuradoras.

Pueden ser de obra, realizadas en hormigón, herméticos y resistentes y se usan para realizar el almacenamiento y tratamiento séptico en el sitio.

También existen prefabricadas, para instalación en casas pequeñas o de segunda residencia o donde no llegue el alcantarillado.

Se fabrican en diferentes materiales y tamaños. Las más habituales son las fabricadas en fibra de vidrio y las  de plástico/polietileno de alta densidad, más resistentes a la oxidación y a los procesos químicos naturales, aunque al ser más ligeras tienen mayor probabilidad de moverse en terrenos húmedos o de sufrir daños en su estructura.

En cuanto al tipo de filtración pueden utilizar el sistema de oxidación. Este sistema de filtración utiliza el oxígeno para depurar el agua residual. Al inyectar aire en la cámara, la aireación provoca una activación y alimentación de las bacterias y microorganismos encargados de la descomposición de los fangos. Al interrumpir la aireación, los fangos se decantan al fondo del depósito, quedando el agua limpia en la parte superior del tanque. En este caso,  la depuración se realiza en un depósito de una sola cámara, por lo tanto, se elimina el proceso de trasvase del agua residual de una cámara a otra o el retorno de fangos.

Un proceso menos avanzado es el del tratamiento biológico de las aguas residuales. En este caso, la depuración se realiza en dos etapas. En la primera etapa el agua residual entra en el depósito y decanta los fangos al fondo. En una segunda etapa, el agua sin sólidos entra en el filtro biológico, saliendo al exterior depurada.