Herramientas

2791 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 2791 resultados

CARGADOR LGL1

470,66

Ref.: F65385

BASE PARA N100A 4"

131,95

Ref.: 887090916

KIT REPUESTOS

77,95

Ref.: 7M3004500

BATERÍA 18V RAL2

667,51

Ref.: F65384

PLACA INFERIOR 3"

244,45

Ref.: 7M3004200

BATERÍA 18V RAL1

501,62

Ref.: F65383

1 - 30 de 2791 resultados

HERRAMIENTAS PROFESIONALES

En el día a día de un instalador o fontanero, la caja de herramientas y su maquinaria es de vital importancia a la hora de afrontar una obra.

El mercado ha ido creciendo en este segmento y cada día es más amplio. Actualmente es capaz de ofrecer soluciones a prácticamente todas las necesidades.

En una caja de herramientas profesional no deben faltar elementos esenciales como una variedad de tornillería y fijaciones dependiendo de su área de trabajo, destornilladores, martillos, pegamentos y adhesivos, etc.

Pero sin duda, contar con herramientas ya sean eléctricas, neumáticas o hidráulicas es tanto o más importante, ya que facilitan enormemente su trabajo. Y en este campo los fabricantes han avanzado apostando por máquinas cada vez más ergonómicas, ligeras pero a la vez resistentes a los posibles golpes y caídas.

Por supuesto, no es lo mismo si hablamos de una instalación de climatización, de fontanería o de calefacción; existen herramientas o equipos específicos para cada actividad, aunque siempre hay unos ‘básicos’ que no deben faltar como son los cortatubos, dobladora para los tubos de cobre, un dispositivo de soldadura para asegurar los tubos, etc.

La seguridad y control en las instalaciones de calefacción y refrigeración exige el uso de instrumentos de medición.

En este campo podemos encontrar una amplia variedad de aparatos: analizadores de la combustión para calderas, que además de comprobar que funciona correctamente también confirma si la calefacción se aprovecha al máximo consiguiendo una mayor eficiencia energética; manómetros que comprueban la presión del gas en las tuberías para que el caudal sea el adecuado; medidores de CO y CO2 en el ambiente; termómetros para comprobar la temperatura en superficies, en líquidos y en el aire ambiente; cámaras termográficas para detectar pérdidas de calor; vacuómetros, para medir el vacío interno del sistema de aire acondicionado; detectores de fugas de gas refrigerante; voltímetros para medir el voltaje de la corriente eléctrica del cableado; o una pinza amperimétrica, que mide el amperaje y la intensidad de la corriente eléctrica.

En definitiva, el instalador cuenta con un amplio abanico de herramientas y accesorios para facilitarle su trabajo diario.

Herramientas manuales

Martillos, alicates, destornilladores, espátulas… son herramientas fáciles de usar, herramientas manuales habituales en cualquier actividad. Estas herramientas están fabricadas de acero, madera, goma, plástico o fibra y se utilizan para trabajos de reparación o construcción.

Si analizamos con más detalle, existen muchas otras herramientas que se utilizan en sectores más concretos como, por ejemplo, la llana, la plana, el nivel, paletas, la cuña o el pico y pala en la construcción; o los rastrillos, azadas, hachas, hoces, recoge hojas, serruchos de poda o tijeras de podar, por citar algunos en el mundo de la jardinería.

Y subiendo un escalón más nos encontramos con las herramientas dinamométricas que son herramientas manuales de precisión, también conocidas como torquímetros que se utilizan para ajustar el par de apriete de los elementos roscados, ya sean tornillos o tuercas.

Si lo que necesitamos es medir o marcar, el abanico se abre todavía más. Debido a las muchas magnitudes susceptibles de ser medidas, existe una extensa oferta de herramientas que sirven para marcar o medir. Desde la clásica cinta métrica y fluxómetros, reglas, escuadras y niveles, hasta calibres para medir diámetros exteriores e interiores y también profundidades; micrómetros, para determinar dimensiones de un objeto con una precisión muy alta; o manómetros, que miden la presión de fluidos.

Herramientas eléctricas

Las herramientas eléctricas son aquellas que llevan incorporadas un motor que funciona con electricidad. La mayoría de ellas cuentan con un regulador de velocidad que puede ser eléctrico o con un mecanismo simple que ayuda a optimizar el resultado del trabajo.

Sin duda, este tipo de herramientas son las más utilizadas tanto en el ámbito doméstico como profesional, facilitando los trabajos y tareas mecánicas.

Las herramientas eléctricas se utilizan en la industria, en la construcción, en el jardín, o en otras tareas como perforar, cortar, dar forma, lijar, moler, fresar, pulir, pintar y más.

Aunque lo habitual es utilizar herramientas eléctricas portátiles, ya que pueden trasladarse sin dificultad de un lugar a otro por su tamaño y peso reducido, también existen herramientas eléctricas estacionarias. Estamos hablando de máquinas grandes, muy bien ajustadas para que funcionen correctamente, por lo que suelen ser herramientas de mayor precisión y velocidad.

Herramientas hidráulicas

Las herramientas hidráulicas son las que utilizan líquidos no compresibles para transferir energía desde una zona a otra. Cuando el fluido es empujado a través de un tubo, al no comprimirse, pone en marcha lo que está al otro lado del tubo.

La hidráulica trabaja en un circuito cerrado, de modo que se evita la entrada de suciedad y humedad. Esto incrementa considerablemente la vida útil y la fiabilidad de la herramienta; siempre estará preparada para trabajar cuando se necesite.

Dentro de esta categoría de herramientas hidráulicas, una de las más utilizadas es el taladro hidráulico, martillo hidráulico, gato hidráulico o el barrenador hidráulico.

Herramientas neumáticas

En cuanto a las herramientas neumáticas son las que se accionan por aire comprimido, por lo que van provistas de un compresor de aire. Las herramientas neumáticas suelen ser más pequeñas y que las herramientas eléctricas convencionales manteniendo similares potencias de trabajo. Además, las herramientas neumáticas son capaces de hacer trabajos repetitivos, sin necesidad de hacer paradas para que la máquina descanse ya que no sufre calentamiento.

Entre las herramientas neumáticas más comunes están los taladros neumáticos, atornilladores/destornilladores neumáticos, pistolas de clavos, las amoladoras neumáticas o las sierras neumáticas.

Herramientas de medida y control

En el mundo del instalador hay ciertos aparatos que no deben faltar. Nos referimos a los equipos de distribución de fluidos o a instrumentos de medida y análisis de diferentes parámetros, como son temperatura y humedad (termómetros y termohigrómetros) , presión (manómetros) , emisiones de gases (analizadores de la combustión) , perdidas de calor (termógrafos) , calidad de aire (equipos que miden entre otras variables la concentración de dióxido de carbono (CO2) , temperatura, humedad, formaldehído, compuestos orgánicos volátiles (TVOC) y polvo fino.

Si se está trabajando con equipos de climatización y refrigeración, se debe contar, además, con bombas de vacío y equipos de recuperación y carga de gases refrigerantes, necesario en labores de mantenimiento y reparación.

Complementos para equipos

Disponemos de muchos tipos de herramientas para hacernos el trabajo más fácil, pero muchas de ellas pueden realizar, además de la función principal, otras tareas dependiendo de los elementos que se la añadan.

Una de las acciones más habituales es la de cortar y realizar trabajos de precisión. Para ello existe un amplio abanico de elementos especializados para cada acción.

Unos elementos que no deben faltar son varios tipos de puntas para acoplar a los destornilladores y así poder trabajar con cualquier tornillo. También son necesarias las llaves de vaso, muy útiles para actuar sobre tornillos que tienen un acceso difícil. Complementan la lista de ‘imprescindibles’ las brocas para taladrar distintos materiales.

Además, en el mercado podemos encontrar otros muchos elementos de corte y precisión como las sierras de corona para realizar orificios de un diámetro determinado; las fresas de corte, diseñadas para ajustarlas a una fresadora y que giran para dar forma a la superficie de trabajo que se esté utilizando; las sierras para usar en sierras de calar, circular, etc.

Pero si nuestro objetivo es desbarbar o realizar un perfecto acabado y limpieza de la superficie o elemento con el que trabajamos, podemos usar las cardas o cepillos, herramientas formadas por un conjunto de hilos de acero, o las muelas, herramientas de precisión formada por muchos granos abrasivos sujetos a una matriz de aglomerante y separados por poros que se utilizan para desbarbado en general, alisado y acabado en metales, madera y vidrio, etc.

Grupo Cobber: las mejores soluciones en herramientas

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas en todo tipo de herramientas y complementos para topo tipo de herramientas: manuales, eléctricas, hidráulicas, neumáticas, de medida y control, etc.