Inicio Consejos Cobber Blog Consejos FILTRO DESFANGADOR MAGNÉTICO COMPACTO

FILTRO DESFANGADOR MAGNÉTICO COMPACTO

En los sistemas de calefacción, la presencia de impurezas puede provocar graves daños en las piezas y componentes instalados. Para proteger de manera óptima los sistemas, se han creado componentes especiales, denominados filtros separadores de suciedad, que permiten eliminar todas las impurezas sólidas presentes en un sistema térmico.

La solución más utilizada es la de los sistemas de filtración mecánica: gracias a la acción de una malla filtrante de acero inoxidable, las impurezas quedan retenidas en el interior de filtros especiales (denominados filtros Y).

Estos, sin embargo, tienen un límite técnico: su tamaño muy compacto evita la posibilidad de retener altos niveles de impurezas.

A esto se suma la imposibilidad de bloquear impurezas cuyo diámetro externo sea menor que la malla filtrante instalada en ella.

Teniendo en cuenta que la sección de filtrado típica de los cartuchos de acero inoxidable no desciende por debajo de 50 µm, es evidente que estos dispositivos son capaces de detener suspensiones sólidas como el óxido y la arena, pero no pueden hacer nada, por ejemplo, contra los óxidos de hierro.

Para proteger de manera óptima los sistemas, se han creado componentes especiales, llamados filtros separadores de suciedad.

Combinan las ventajas de la filtración mecánica con las de la decantación, consiguiendo eliminar todas las impurezas sólidas presentes en una planta térmica.

Consejo_interior

¿QUÉ DAÑO CAUSAN LAS IMPUREZAS?

  1. Funcionamiento no óptimo de las válvulas de control.
  2. Mal funcionamiento y avería de los circuladores instalados en los grupos de presión y calderas.
  3. Disminución de la eficiencia de los intercambiadores de calor.
  4. Reducción o bloqueo de la circulación del fluido caloportador en las tuberías.

El fenómeno más temido es sin duda la corrosión.

Hablando de corrosión generalizada, provoca la formación de magnetita, o ese típico lodo de color oscuro que se encuentra dentro de los viejos sistemas de calefacción.

La magnetita a su vez provoca corrosión, generando un fenómeno que se autoalimenta y que puede provocar graves daños en el sistema.

La eficacia del filtro separador de suciedad se basa en el hecho de que las impurezas, con su propio peso específico, pueden ser empujadas hacia el fondo de la cámara de decantación.

Aquí, gracias a la presencia de un grifo de drenaje, se pueden expulsar del filtro.

Para optimizar el efecto del filtro separador de suciedad, se agrega un cartucho de acero inoxidable, cuyo propósito es detener las partículas sólidas de mayor diámetro.

Además, los óxidos de hierro solo se pueden retener gracias al uso de un imán.

Esto conduce a la máxima evolución del producto: el filtro separador de suciedad magnético.

Una vez que se retira el imán, las impurezas sólidas y la magnetita quedarán atrapadas en el fondo de la cámara de decantación. Gracias al grifo de drenaje, integrado en la parte inferior del filtro separador de suciedad, será posible eliminar las impurezas anteriores sin tener que desmontar completamente el dispositivo.

Artículo redactado por ITAP