AISLAMIENTO TÉRMICO

La definición de aislamiento térmico nos lleva a asociar el concepto a la capacidad de aportar elementos que permitan controlar la transmisión de calor en determinados espacios o superficies.

Si partimos de la base de aportar soluciones para controlar los procesos de transmisión de energía térmica, un elemento, definido como aislante térmico es un producto que reduce la transmisión de calor o frío, a través del elemento sobre la que se instala.

La importancia de un sistema de aislamiento solo se percibe cuando surgen problemas, como la aparición de hielo en las tuberías y la humedad en los techos suspendidos debido a la condensación que se forma en el equipo, la interrupción de los procesos industriales que conducen a costosos mantenimientos y tiempos muertos, o el rápido aumento en el consumo de energía. 

La evolución del sector, y los nuevos requerimientos surgidos de la necesidad permiten que hoy, el aislamiento térmico alcance un papel fundamental en la prevención y protección contra incendios o incluso en la seguridad sanitaria de los entornos en los que se instale dicho aislamiento térmico. Tanto la calidad del aire interior como la protección contra la proliferación de bacterias o microbios representan hoy en día una realidad a la que el sector debe aportar soluciones eficientes.

Además, en la actualidad la tendencia nos marca que a la hora de seleccionar la solución más adecuada, no sólo se toman en cuenta las propiedades técnicas (como por ejemplo: conductividad térmica del aislamiento, atenuación acústica), si no también la calidad de la solución, su impacto ambiental con la aplicación de las declaraciones EDP (o DAP), o la garantía de producto, como elementos capaces de marcar la diferencia.

REGLAMENTO RITE.

Mayor Rendimiento Energético en los equipos de generación de calor y frío, así como los destinados al movimiento y transporte de fluidos.

Mejor aislamiento en los equipos y conducciones de los fluidos térmicos.

Mejor regulación y control para mantener las condiciones de diseño previstas en los locales climatizados.

EPD

Las Declaraciones Ambientales de Producto (Environmental Product Declarations, EPD) proporcionan un perfil ambiental fiable, relevante, transparente, comparable y verificable que permite destacar un producto respetuoso con el medio ambiente, basado en un análisis del ciclo de vida (ACV) conforme a normas internacionales y datos ambientales cuantificados.

Generalmente se considera que todo aislamiento es un medio para prevenir la ganancia o pérdida de calor a través de una estructura cerrada. Sin embargo, el diseño con eficiencia energética también debe contemplar todos los sistemas de tratamiento de aire y tuberías, con los materiales correctos de aislamiento, herramientas y accesorios, sus correspondientes soportes de tubería y con el espesor adecuado. Estos sistemas se benefician sobre todo de la capacidad del correcto aislamiento para prevenir condensación, penetración de humedad y problemas a largo plazo.

La humedad proveniente de la condensación es un problema en cualquier sistema frío. Es muy común dar por hecho que todos los aislamientos son igualmente aptos para cualquier aplicación de aislamiento, esta generalización es incorrecta en el caso de los sistemas fríos y puede, a largo plazo, causar fallos en la instalación, reparaciones, desperdicio de energía o moho. La mal entendida sencillez de especificar un material de aislamiento único para todo un proyecto puede provocar consecuencias muy costosas.

Artículo redactado por ARMACELL