Otros equipos

14 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por

Otros equipos de climatización

Aire acondicionado por conductos

El aire acondicionado por conductos o centralizado es un sistema de climatización que se realiza en obra nueva o bien, se deja ya una preinstalación para colocar posteriormente los equipos.

Consta de una unidad exterior colocada habitualmente en la azotea de las viviendas y una unidad interior que generalmente se instala en el falso techo de la casa. Esta unidad interior se conecta a una red de conductos que distribuye el aire a cada habitación y que sale a través de unas rejillas. De esta forma, la instalación queda totalmente integrada y es “invisible”.

Estos sistemas se regulan generalmente con un único termostato que se rige por la temperatura de la estancia donde está instalado. Esto puede originar una falta de confort en otras habitaciones.

Una alternativa son los sistemas de climatización por zona, en los que cada estancia tiene un termostato que regula la rejilla, que está motorizada, cerrando o abriendo sus lamas dependiendo de las necesidades de climatización establecidas en el termostato.

Cortinas de aire

Las cortinas de aire son equipos de ventilación que lanzan un chorro de aire creando una barrera invisible entre el interior y el exterior que permite mantener las condiciones térmicas sin que se pierda energía. Se instalan fundamentalmente en locales donde hay un paso constante de personas en zonas abiertas o con puertas que se abren continuamente.

Por tanto, con su uso se consigue mantener la temperatura y las condiciones de confort en el interior de los locales donde se instalan con los consiguientes ahorros de consumo de calefacción y refrigeración que eso supone que se estiman en más de un 80% de ahorro energético. Además, al reducir las pérdidas, permite la instalación de equipos de climatización de menor potencia.

Otra ventaja de estos equipos es que frenan la entrada de posibles elementos contaminantes del exterior y las posibles corrientes de aire. Y todo ello sin que el usuario lo perciba gracias a su funcionamiento silencioso.

Evaporador

El evaporador es un sistema cuya función principal es la transferencia de energía térmica desde el sistema a enfriar hacia un refrigerante que al sufrir este intercambio térmico se evapora.

Este elemento está fabricado en aluminio, cobre o latón, ya que necesita elementos que permitan conducir la temperatura.

Se llama evaporador inundado cuando el refrigerante se utiliza en forma líquida, inundando el lugar que contenga el intercambiador a enfriar, aumentando la efectividad del proceso, ya que tienen transferencia de calor en toda la superficie.

También encontramos evaporadores sobrealimentados. Son aquellos en los que el refrigerante líquido circula en exceso a través de un evaporador.

Y, por último, los evaporadores de expansión directa o seca. En este caso, el flujo de refrigerante suministrado al evaporador está limitado a la cantidad que pueda ser completamente vaporizado en su recorrido hasta el extremo final del evaporador, de tal manera que sólo llegue vapor a la línea de succión del compresor.

Humidificador

El humidificador es un aparato que ayuda a aumentar el porcentaje de humedad en el ambiente.

Hay dos tipos básicos: isotérmicos y adiabáticos, dependiendo de si agregan calor al agua utilizando una fuente de energía o evaporan el agua sirviéndose del propio calor del aire.

Humidificadores isotérmicos

Los humidificadores isotérmicos agregan calor al agua utilizando una fuente de energía. El agua se vaporiza y se mezcla con el aire. La temperatura se mantiene constante durante todo el proceso de humidificación. Este tipo de humidificador está indicado para uso doméstico y comercial.

Humidificadores adiabáticos o evaporativos

Los humidificadores adiabáticos o evaporativos evaporan el agua con el propio calor del aire, sin aporte de energía externa. El proceso de evaporación del agua sustrae la energía del aire, cediendo calor sensible y rebajando la temperatura del aire tratado. Su uso es común en locales industriales donde los sistemas de climatización convencionales no son viables económicamente.

Deshumidificadores

Un deshumidificador es un aparato climatizador que ayuda a regular la humedad en el aire. Los deshumidificadores filtran el aire para extraer su humedad.

Son muy útiles para reducir la humedad en el interior de los edificios, que puede originar la aparición de moho o deteriorar elementos de madera y metal con la aparición de óxido. Además, la humedad puede ser perjudicial para ciertas enfermedades como las respiratorias. Finalmente, eliminar un exceso de humedad puede ayudar a mejorar la sensación térmica.

Dependiendo de cómo eliminan la humedad, podemos encontrar deshumidificadores con compresor. El ventilador que lleva en su interior aspira el aire húmedo de la estancia, lo filtra y lo dirige a un condensador que condensa el vapor de agua del aire convirtiéndolo en líquido. El agua se almacena en un depósito que también incluye el deshumidificador. De esta forma el sistema de deshumidificación elimina la humedad devolviendo de nuevo el aire ya seco.

Para zonas muy frías existen los deshumidificadores con desecantes o gel de sílice. En estos modelos el aire es aspirado y dirigido a un rotor de sílice que absorbe la humedad presente en el aire.

Unidad de tratamiento de aire (UTA)

Las Unidades de Tratamiento de Aire (UTAs) son equipos que se encargan de gestionar y controlar el aire utilizado en el sistema de climatización, comprobando todas las variables del aire en interiores: ventilación, filtración, temperatura y humedad.

Las unidades de tratamiento de aire se utilizan en la climatización de edificios con sistemas centralizados y que tienen una elevada densidad de ocupantes o bien para estancias que necesiten unos niveles de calidad de aire y confort muy elevados como son hospitales, laboratorios, etc.

Existen dos tipos de UTAs, dependiendo del espacio que exista para su instalación:

UTAs modulares

Las UTAs modulares son las unidades de tratamiento de aire más convencionales, de grandes dimensiones y que habitualmente se colocan en la cubierta de los edificios o en un espacio con ventilación directa al exterior, para poder realizar la toma y expulsión de aire.

UTAs compactas

Las UTAs compactas son unidades están diseñadas para colocar en espacios más reducidos. Constan de un solo módulo en el que están integrados todos los componentes que se necesitan para el tratamiento del aire. Se pueden montar en el exterior y hay modelos más pequeños con altura reducida, que pueden montarse en un falso techo, eso sí, teniendo en cuenta que es necesario habilitar cajas de registro para poder realizar el mantenimiento.

Grupo Cobber: las mejores soluciones en equipos de climatización

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas de equipos de climatización, por conductos, cortina de aire, evaporadores, humidificadores, deshumidificadores, unidades de tratamiento de aire (UTA), así como los accesorios, componentes y recambios necesarios para su instalación o mantenimiento.