Equipo autónomo

Equipos autónomos

Los equipos autónomos o de expansión directa son aquellos que tienen un intercambio directo entre el aire a acondicionar y el refrigerante, el aire se enfría por la expansión directa de un refrigerante. No utilizan agua como fluido caloportador y presentan baterías de expansión directa (evaporadores o condensadores). El equipo puede producir frío sólo o frío y calor.

Los equipos  autónomos vienen  montados de fábrica, no existiendo muchos cambios en obra. Por eso su instalación es más sencilla que la de equipos centralizados, aunque requieren un mayor mantenimiento.