Energía solar térmica

1653 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 1653 resultados
CAPTADOR SOLAR ACV UP-30
2.050,00

Ref.: 0371000186

CAPTADOR SOLAR ECOTUBE-14
1.918,00

Ref.: 0372036286

1 - 30 de 1653 resultados

Energía solar térmica

La energía solar térmica se basa en el aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor que se utiliza para  agua caliente sanitaria, calentar el agua de la piscina o para calefacción por suelo radiante.

Elementos básicos en una instalación de energía solar térmica 

Los elementos básicos en una instalación de energía solar térmica  son: captadores o paneles solares, circuito hidráulico, intercambiador de calor y acumulador. Y así funciona: los paneles solares recogen la radiación del sol que calienta el fluido caloportador que circula en ellos.  En su recorrido por el interior del colector solar térmico este líquido, llamado glicol, aumenta su temperatura gracias a la incidencia del sol y la configuración de los paneles solares. Posteriormente, el glicol mediante el intercambiador de calor, cederá ese calor al agua caliente sanitaria o para calefacción o acumuladores de agua.

Captadores o paneles solares.

Son los encargados de absorber el calor del sol por lo que se ubican en azoteas o fachadas con gran incidencia solar.

Hay varios tipos de colectores térmicos: colectores planos, de tubo de vacío o de polietileno sin esmaltar.

El tipo de colector a elegir dependerá del tipo de instalación y el uso que se vaya a hacer de la instalación.

Captadores planos: Son los más habituales. Cuentan con una cubierta de cristal dentro de la cual se encuentra el circuito hidráulico por donde pasa el glicol. En la mayoría de los casos se diseña a 60º, por lo que los paneles solares planos suelen bastar para calentar el agua. 

Captadores de tubos de vacío. Están formados  por  un conjunto de tubos redondos dispuestos en paralelo a los que se les ha hecho el vacío y en los que hay un tubo interior con un anticongelante. El vacío realizado entre los dos tubos actúa como aislamiento, ayudando a conseguir mayores temperaturas en el tubo interior. Por tanto, este sistema es más indicado cuando se busca alcanzar mayores temperaturas como, por ejemplo, calentar radiadores.

Los paneles de polietileno son los más económicos y con menor rendimiento, por lo que son válidos para la climatización de piscinas.

Intercambiadores

Son los encargados de llevar el calor por el circuito gracias a su fluido caloportador. Estos pueden ser internos, dentro del depósito, o externos.

Acumuladores

La energía del sol no es constante todo el año ni en todos los periodos del día, por lo que se necesita almacenar el agua que calienta para usarla cuando se desee. Los acumuladores, por tanto, son tanques de diferentes medidas conectados a los captadores y que almacenan el ACS. Por eso, han de estar suficientemente aislados para evitar la pérdida de energía.

Kit solar térmico

Los kits solares térmicos permiten implementar de manera sencilla una instalación solar para producción de acs o calefacción. Muchos fabricantes  ya comercializan  conjuntos completos con los elementos fundamentales de la instalación a lo que tan solo hay que añadir las tuberías que unen los diferentes componentes y el aislamiento de las mismas para evitar la pérdida de calor.

Existen diferentes  tipos de kits solares térmicos:

Kit termosifón: Fueron los primeros que se comercializaron. Llevan el acumulador de agua junto a las placas solares y todo el conjunto se instala en el tejado o terraza. No necesitan sistema de bombeo ni regulación. El único sistema adicional que lleva es una válvula de seguridad que deja escapara el vapor de agua del acumulador cuando la temperatura y la presión es muy alta.  

Kit de circulación forzada. Los kits solares térmicos forzados vienen de fábrica con un determinado número de paneles, además de los soportes para anclarlos, un grupo de bombeo adecuado a los metros de tubería máximos que especifica el fabricante, un acumulador acorde con los paneles que lleva el kit y sus elementos de seguridad (vaso de expansión, válvulas, sondas de temperatura, etc.)

Elementos de seguridad de una instalación solar térmica

 Vasos o depósitos solares de expansión son recipientes que absorben el aumento de presión que se generan al aumentar la temperatura del agua del circuito de acs. 

Válvula de seguridad. Se utilizan para controlar la presión del circuito primario y deben estar diseñadas específicamente para este tipo de instalaciones solares.

Cuando alcanza el valor de calibración, la válvula descarga líquido para que la presión de la instalación no alcance limites que pongan en peligro el funcionamiento de los paneles solares y el resto de elementos de la instalación.

Disipadores de calor. Elementos que sirven para disipar el calor excedente en el circuito primario de una instalación de energía solar térmica. Pueden ser disipadores estáticos, ventiladores, etc.

Purgadores. Aparatos que sirve para extraer el aire que se acumula en el interior del circuito primario de una instalación de energía solar térmica. Se colocan en las partes altas de la instalación y evitan problemas graves en el funcionamiento de la misma.