Evacuación de humos y ventilación

Evacuación de humos y ventilación

Los conductos de ventilación son los elementos de una instalación de climatización que ayudan a repartir el aire tratado por los equipos a  las distintas estancias que se quieren acondicionar. También pueden extraer el aire viciado de un local, o bien introducir aire nuevo desde el exterior.

La normativa actual ya recoge la obligatoriedad y requisitos que deben cumplir. Según el  CTE DB HS 3, Calidad del aire interior, la sección del conducto ha de ser uniforme y sin obstáculos. Deben ser estancos al aire, por lo que tienen que estar dotados de un acabado que proteja contra la suciedad y, para evitar condensaciones, deben ir aislados térmicamente. Por último, la norma también indica que han de ser practicables, para su posible registro y limpieza en sus extremos.

Además existen diferentes normativas que hay que cumplir en las instalaciones de ventilación:

  • Reglamento de Instalaciones Térmicas en los edificios [RITE]

  • UNE-EN 12237 Ventilación de edificios. Conductos. Resistencia y fugas de conductos circulares de chapa metálica.

  • UNE-EN 1507 Ventilación de edificios. Conductos de aire de chapa metálica de sección rectangular. Requisitos de resistencia y estanqueidad.

  • UNE-EN 13403:2003 Ventilación de edificios. Conductos no metálicos. Red de conductos de planchas de material aislante.

  • UNE-EN 15727 Ventilación de los edificios. Conductos y sus componentes, clasificación de las fugas y ensayos.

  • EUROVENT 2/2 Tasa de fugas de aire en sistemas de distribución de aire de chapa metálica.

Existen diferentes tipos de conductos de ventilación,  según el tipo de material que se emplee:

- Conductos de material aislantes (polietileno expandido) se usan en sistemas de distribución de aire en los que se necesita reducir las pérdidas térmicas o evitar condensaciones en los conductos.

 -Conductos de materiales metálicos (acero galvanizado) utilizados en cualquier tipo de sistema de ventilación en general, están indicados, principalmente para locales comerciales o grandes superficies, aunque también se pueden adaptar a una vivienda.

- Conductos termoplásticos que se caracterizan por su capacidad antibacteriana, antiadherente, con alta estanqueidad e inmunes a la corrosión.