Suelo radiante

186 Resultados
Mostrar por página
Ordenar por
1 - 30 de 186 resultados

CINTA PERIMETRAL PE-B 100x10mm POLIETILENO

0,98 / 100 unidad(es)

Ref.: 5002603

PANEL AUTOFIJACIÓN 10x1m 25-2mm (EN ROLLO)

22,24 / 10 unidad(es)

Ref.: 1063402

ZÓCALO ADHESIVO UPONOR MINITEC 60x8mm 20m

2,26 / 20 unidad(es)

Ref.: 1005267

1 - 30 de 186 resultados

CALEFACCIÓN SUELO RADIANTESuelo Radiante

Concepto de suelo radiante. Principio de funcionamiento

En la actualidad los sistemas de climatización que mejor relación proporcionan entre los conceptos de confort y reducción del consumo energético son los sistemas radiantes a baja temperatura mediante la termo activación de las superficies y en combinación con fuentes de energía renovables.

El principio básico del sistema de calefacción y refrigeración mediante superficies radiantes, consiste en la impulsión de agua a media temperatura (en torno a los 40ºC en invierno y a los 16ºC en verano) a través de circuitos de tuberías plásticas.

Los circuitos de tuberías se soportan sobre un aislante térmico y quedan embebidos en una capa de mortero de cemento, sobre la que se coloca el pavimento.

Cuando el sistema funciona en modo calefacción, se hace circular agua de modo que el calor es cedido al ambiente a través de la capa de mortero y del pavimento, mediante radiación, conducción y en menor grado convección natural. En cambio, cuando funciona en modo refrigeración, el exceso de calor contenido en la estancia se absorbe, a través del pavimento y de la capa de mortero que contiene las tuberías por las que circula agua fría, disipándolo hacia el exterior de la vivienda.

El sistema requiere un sistema de regulación y control que permita seleccionar y regular posteriormente tanto la temperatura del agua que se impulsa en el sistema primario como controlar de forma independiente la temperatura ambiente de cada uno de los espacios que se desea climatizar.

Ventajas del suelo radiante

- Mejora del confort térmico

- Mejora de la certificación energética

- Menor necesidad de energía

- Compatibilidad con energías renovables

- Reducción de las emisiones de CO2

- Reducción de circulación de polvo en el aire del interior

- Ausencia de corrientes de aire

- Mayor espacio útil en la vivienda

- Libertad de decoración

Componentes del suelo radiante

Tubería

El tubo que se emplea para la distribución del agua para el sistema de suelo radiante requiere especial atención a sus propiedades y características mecánicas, técnicas y de comportamiento a largo plazo, ya que este elemento va a formar parte integrante de la estructura del edificio al quedar embebido en mortero de cemento sobre el forjado estructural. Es la tubería que compone el circuito de distribución comunicando la salida del generador con los colectores y los distintos circuitos de tubos emisores. Una de las tuberías más utilizadas es la de polietileno reticulado PEX-a con barrera antidifusión de oxígeno EVOH, y sus diámetros más habituales, 16 y 20 mm.

Panel aislante

Al igual que la tubería, el panel que se emplea para el sistema de suelo radiante requiere especial atención a sus propiedades y características mecánicas, técnicas y de comportamiento a largo plazo, ya que este elemento también va a formar parte integrante del edificio al quedar embebido en mortero de cemento sobre el forjado estructural.

Los paneles realizan una doble función: guía de los tubos y aislante térmico y acústico, que consigue minimizar las pérdidas caloríficas inferiores, consiguiendo una importante reducción del consumo energético.

Se pueden utilizar placas lisas (requiere uso de grapas o complementos), termoconformadas o plásticas.

Las placas con tetones con forma poligonal y contrasalida mejora sustancialmente la sujeción del tubo, impidiendo que se separe del aislamiento y manteniéndolo con una separación constante, tal y como está previsto para conseguir una temperatura uniforme en el pavimento en cumplimiento de la norma UNE-EN 1264-4. Las tuberías quedan totalmente sujetas sin necesidad de grapas o complementos, consiguiendo una mayor rapidez en su colocación. Cuenta con machihembrado en sus cuatro cantos por encastre, permitiendo un fácil y perfecto ajuste de las placas evitando fallos de alineación de los tetones además de conseguir un sistema totalmente continuo, sin posibilidad de puentes térmicos.

Colectores de distribución

Los colectores tienen como misión obtener varios circuitos derivados partiendo de un circuito principal, debiendo existir siempre un colector de impulsión y un colector de retorno por cada zona a calentar. El colector de impulsión distribuye el agua caliente de la caldera a los distintos circuitos que componen la instalación. El colector de retorno devuelve el agua que ha cedido su calor en el circuito, a la caldera. Los conjuntos de colectores cuentan, además del colector de impulsión y retorno, con los siguientes componentes: válvulas de paso a la entrada de cada colector, termómetros, purgadores automáticos y válvulas de llenado y purgado. Desde los colectores se equilibran hidráulicamente y a través de cabezales electrotérmicos se regula la circulación del agua impulsada en función de las necesidades.

Los más habituales son de acero inoxidable o de poliamida.

Armario de colectores

Los colectores se colocan en los armarios, permitiendo que los colectores sean registrables y queden ocultos visualmente y protegidos.

Banda perimetral

La función principal de la banda perimetral es absorber las dilataciones producidas por el mortero sobre los tubos emisores por el calentamiento/enfriamiento. Además, también produce aislamiento lateral continuo evitando la generación de puentes térmicos entre la losa de mortero radiante y la estructura vertical del edificio.

Suele ser de espuma de polietileno expandido y puede incorporar faldón de polietileno, con o sin adhesivo.

Solera emisora

La capa de mortero, como componente emisor final del suelo radiante, consigue que la distribución del calor sea uniforme en el suelo del edificio.

Para la producción del mortero se recomienda utilizar aditivo superplastificante para mortero para mejorar las resistencias finales y por su efecto plastificante de efecto prolongado, conseguir un perfecto contacto entre el mortero y las tuberías, reduciendo además el contenido de agua y aire con el objetivo de maximizar la transferencia de calor.

Sistema de regulación y control

Es necesario un sistema de regulación que permitirá tener las temperaturas de confort deseadas por el usuario en cada estancia.

Además de la regulación de la temperatura del agua general, las instalaciones de suelo radiante pueden contar con válvulas con cabezal eléctrico accionado por una señal de un termostato de ambiente en todos o alguno de los circuitos para control de la temperatura por zonas.

Actuadores (o cabezales) electrotérmicos

Permiten un control automático del caudal entrante a cada circuito. Es un dispositivo eléctrico ON-OFF para el accionamiento de las válvulas que controlan la circulación hidráulica individual de los circuitos. La regulación del caudal permitirá regular la aportación térmica a la zona cuya temperatura se desea controlar. Se colocan en el colector de retorno, en el lugar de las llaves manuales y es accionable normalmente mediante un termostato ambiente.

Unidad de control y cajas de conexión

La unidad de control es una caja electrónica de conexiones que se utiliza como elemento de alimentación eléctrica y generador de la tensión de maniobra adecuada para la alimentación de los cabezales. Cuenta con conexión para la bomba, con selector calefacción/refrigeración y radiofrecuencia a 868 MHz.

Termostatos de ambiente

Puede controlarse mediante termostatos y cronotermostatos con sistema inalámbrico por radiofrecuencia o cableados.

Mediante los termostatos de ambiente se regula eléctricamente la temperatura de la zona donde está instalado con actuación todo-nada en combinación con los actuadores electrotérmicos y elementos de control.

Grupo Cobber: las mejores soluciones en elementos de suelo radiante

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas para las distintas soluciones de suelo radiante y todos los elementos necesarios para su instalación.