Estufas

¿Cómo funcionan las estufas?

Conocemos como estufa aquel aparato que produce calor a través de la combustión o con energía eléctrica y lo emite para calentar una estancia. Dependiendo del tipo de estufa, se transfiere el calor por radiación (la que produce la llama que genera) o por convección, mediante un ventilador que impulsa el aire caliente al ambiente.

Tipos de estufas

Existen diferentes tipos de estufas en función de la energía que emplee para producir calor.

Estufas eléctricas

Este tipo de estufas emiten calor por convección y calientan nada más encenderse, logrando la temperatura deseada en pocos minutos. Además, son fáciles de transportar por su tamaño reducido.

Son aparatos bastante seguros, que no emiten gases ni humos que puedan perjudicar la salud. Aunque su precio no es elevando, tiene un importante consumo eléctrico. No obstante, existen los calefactores eléctricos de bajo consumo, disponibles en diferentes tamaños y diseños.

Termoventiladores y convectores

Los termoventiladores realizan el intercambio de calor a través de una resistencia eléctrica que, por sobrecalentamiento, produce un aumento en la temperatura del aire que traslada al ambiente gracias a un ventilador. Son de reducidas dimensiones, muy ligeros y portátiles. Por el contrario, el ventilador produce un ruido que disminuye el confort de este sistema.

Los convectores, sin embargo, solo tienen resistencia eléctrica y el calor se transmite solo por convección.

Estufas por infrarrojos

Las estufas por infrarrojos proporcionan calor instantáneo y tienen una eficiencia térmica muy alta. Funcionan con radiación directa y la superficie radiante puede alcanzar temperaturas muy altas. Se presentan como una buena opción para habitaciones con techos muy altos o para uso en exteriores.

Estufas catalíticas

Las estufas catalíticas funcionan con gas por radiación térmica. No necesitan quemador para su funcionamiento, por lo que no hay peligro de posibles accidentes. No obstante, no es un sistema de calefacción muy potente, por lo que se utiliza para estancias no muy grandes y que estén bien ventiladas.

Estufas de butano

Una estufa de butano es un quemador de gas con un espacio para colocar y conectar una bombona de butano. Como ventaja, es de destacar su potencia térmica que pude generar entre 3000 y 4.500 W. Aunque el precio del combustible es económico cuenta con el inconveniente de tener que cambiar a menudo la bombona. Además, su tamaño, más grande que las estufas eléctricas convencionales, no permite su uso en cualquier habitación.

Estufas de biomasa

Las estufas de biomasa son fáciles de instalar y pueden calentar amplias superficies a través del aire caliente que emiten por el frontal. Por tanto, son idóneas para calentar estancias o incluso viviendas no muy grandes.

Grupo Cobber: las mejores soluciones en estufas

En Grupo Cobber contamos con las mejores marcas para las distintas soluciones de estufas y todos los elementos necesarios para su completa instalación.